Profesores del Colegio Salesiano de La Almunia despiden el curso

Mar, 06/07/2010
Con una comida-convivencia en la Casa de los Frailes de “Villacosuenda”
Luis Fernando Sanz. La Almunia.
Con un día nublado y algunas lluvias mañaneras, se celebraron en el Centro los últimos actos académicos propios del claustro, cerrando los mismos con una charla sobre la “Identidad Salesiana de Don Bosco” impartida en la sala de audiovisuales por Antonio Echeto, salesiano y ecónomo inspectorial.
Profesores del Colegio Salesiano de La Almunia despiden el curso Profesores del Colegio Salesiano de La Almunia despiden el curso Profesores del Colegio Salesiano de La Almunia despiden el curso
A continuación, una avanzadilla de cinco profesores prepararon todos los materiales de intendencia y alimentos necesarios para desplazarse a la casa- albergue de Cosuenda y organizar y preparar las viandas para la comida-despedida del curso escolar.
A medida que los comensales iban llegando, eran recibidos con una amplia sonrisa y una buena y fresca cerveza al tiempo que se mostraban las nuevas y remodeladas instalaciones de Cosuenda, realizadas a lo largo de este curso escolar en memoria y recuerdo de don Cancio Petruzio, salesiano muy querido y fundador de “Villacosuenda”.

A las dos y media y con una exposición en la mesa digna del mejor restaurante de montaña, se inició la esperada y deseada comida de amistad. El fuerte calor de las brasas, permitieron hacer con rapidez las parrilladas que con agrado y apetito, fueron devoradas por los comensales en un ambiente relajado, alegre, dicharachero y folclórico, donde la guitarra puso sus notas bien acompañadas por las voces más atrevidas.

A los postres le siguieron los juegos de cartas con los más aficionados, algunos de ellos, campeones de guiñote reconocidos. Otros, optamos por la amena charla y los cantos modernos “de nuestros tiempos” siempre acompañados por los toques de guitarra en manos expertas.

Fue una tarde entrañable, y como expresaban muchos en el “diario de Cosuenda”, una experiencia muy cálida y que hay que repetir con más frecuencia. ¡Felices vacaciones!