El Consejero General para Europa Oeste visita la Casa de la Almunia de Doña Godina

Vie, 19/11/2010
“Seguid impulsando el carisma salesiano en el mundo”
Miguel Ángel Erviti. La Almunia.
Desde la tarde del domingo día 14 de noviembre, la casa salesiana de La Almunia de Doña Godina tuvo la suerte de contar, por unos breves días, con la presencia animadora del Consejero General para la Europa Oeste, el salesiano español Don José Miguel Núñez.
El Consejero General para Europa Oeste visita la Casa de la Almunia de Doña GodinaEl Consejero General para Europa Oeste visita la Casa de la Almunia de Doña GodinaEl Consejero General para Europa Oeste visita la Casa de la Almunia de Doña GodinaEl Consejero General para Europa Oeste visita la Casa de la Almunia de Doña GodinaEl Consejero General para Europa Oeste visita la Casa de la Almunia de Doña Godina
Se trata de una visita en verdad extraordinaria, ya que no volverá a repetirse hasta dentro de seis años. En nombre del Rector Mayor, sucesor de Don Bosco fundador de los salesianos, D. José Miguel tuvo encuentros fraternales con cada salesiano consagrado, y con los equipos directivos y pastorales de los laicos de esta casa, a fin de seguir impulsando el carisma salesiano en nuestra autonomía aragonesa.

Durante la tarde de ese mismo domingo, en un emotivo acto, tuvo ocasión de realizar la entrega de las Constituciones renovadas a los religiosos salesianos.

Los muchachos son, en la pedagogía salesiana, los verdaderos protagonistas de la acción educativa; por eso no podía faltar un cálido encuentro con ellos, tanto con sus palabras de los “Buenos días”, como en las aulas y en las diversas actividades diarias. Cabe resaltar su reunión con los alumnos africanos de los PCPI. Con ellos departió animadamente, especialmente con los marroquíes, demostrando conocer muy bien sus lugares de origen.

En solo tres días, José Miguel Núñez, pudo encontrarse con el Consejo de la Obra Salesiana, el claustro íntegro de profesores de todas las etapas, las juntas y grupos de la familia salesiana (ADMA) así como con el Equipo Directivo y el Equipo de Pastoral del Centro.

A todos agradeció sentidamente, y les animó a seguir en su labor tras huellas de Don Bosco. Como resumen de su mensaje nos dejó este triple objetivo educativo: “La calidad educativa y organizativa, la identidad cristiana y el desarrollo explícito del carisma salesiano son los tres pilares en que se plasma la preocupación de la Congregación para la escuelas salesianas en la Europa de nuestro futuro más inmediato”.


“Sois el tesoro de la Familia Salesiana” aseguró, en nombre del Rector Mayor a la Junta de la Asociación de Mª Auxiliadora, ADMA, en el encuentro con ellas el martes por la tarde. Les felicitó vivamente por su ingente trabajo social a favor de los desfavorecidos, y les recordó su pertenencia a la “familia salesiana: movimiento carismático en la Iglesia” como quería Don Bosco.

Su despedida se produjo el martes día 16 por la noche dejando en todos: salesianos y laicos comprometidos en la misión educativa salesiana, un gran recuerdo, y el respaldo del sucesor de Don Bosco para esta obra salesiana que supera los cincuenta años al servicio cualificado y generoso de estas nobles y fecundas tierras aragonesas.